top of page
  • Foto del escritorGermán Rosete

La responsabilidad social en las empresas

En las últimas décadas, el valor de la responsabilidad social ya no solamente se ve como una cuestión moral, sino como un aspecto también positivo para un óptimo funcionamiento de las empresas, con efectos ganar-ganar entre empresa, sociedad y ambiente, en este último caso cuando se trata de objetivos ecológicos.





Cada vez más empresas se interesan por prácticas de responsabilidad social que fortalecen a la organización. Además, inversionistas y grupos de interés ya toman como un factor importante la responsabilidad social empresarial.


La importancia de este valor, más allá del impacto evidente que genere en el área que cubra, está sobre todo en la manera que una comunidad percibe a la compañía. Esta mirada se exacerbó con la pandemia.


Ejemplos sobran, pero lo cierto es que una mirada empática y una actitud resiliente fortalecen a toda una organización, pues no está en el vacío, sino que se inserta en un contexto específico.


Recuerda:


1. Una adecuada estrategia de responsabilidad social fortalece a la compañía y da una imagen positiva a trabajadores, consumidores y proveedores.


2. Los valores proyectados al exterior deben ser congruentes con las prácticas al interior.


3. El fácil acceso a la información y su difusión posibilitan una mayor atención de los consumidores en las empresas, lo cual impacta en tu negocio.


Si la responsabilidad social se ha consolidado como uno de los ejes rectores de muchas empresas se debe a todos los beneficios que trae consigo. Una empresa bien valorada, sólida, con dimensión social es atractiva para casi todos los públicos.


Además de esto, como ya lo he expresado en otras ocasiones, pienso que en momentos de crisis, como los que ha despertado la pandemia, la responsabilidad social es un aspecto que incentiva también una recuperación económica.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page